Propuestas Reforma Sistema Electoral al Congreso

I. Antecedentes.

La reforma del sistema electoral es una de las propuestas del movimiento 15M de Salamanca desde sus inicios y que adquirió la máxima relevancia cuando fue aceptada dentro del consenso de mínimos por la Asamblea General, es decir, como uno de los puntos más prioritarios y de mayor importancia.

La importancia de esta propuesta reside en que el sistema electoral alude al núcleo duro de la democracia representativa y al reparto de poder entre los partidos políticos. La función de las reglas electorales es transformar los votos en escaños parlamentarios.

Según nuestra Constitución nos regimos por el principio proporcional es decir: una persona- un voto. Ya que tod@s somos iguales el voto también debería serlo, sin embargo la realidad es bien diferente. El voto de un soriano tiene cinco veces más valor que el de un madrileño.

El actual sistema electoral tiene su origen en la Transición y la Ley para la Reforma Política de 1977, cuyo objetivo era proporcionar una mayoría absoluta a la UCD, con la horquilla de votos que las encuestas le otorgaban. Ese conjunto de variables introducidas sin embargo violaba claramente los principios de la Constitución, al deducirse grandes efectos mayoritarios, en numerosas provincias. Así nuestro sistema “proporcional” resulta en uno de los más desproporcionales de toda Europa.

Hoy las circunstancias que pudieron justificar aquel sistema, previo a la Constitución, no se encuentran vigentes. Sólo el empecinamiento de los dos grandes partidos, los únicos beneficiados por el actual sistema, es la única causa para no ajustar las leyes al principio proporcional que nuestra Constitución recoge.

II. Propuestas generales:

 Por un lado existe la propuesta aprobada como consenso de mínimos, redactada de la siguiente manera:

  • Reforma de la ley electoral: El sistema actual fomenta el bipartidismo y la alternancia en el poder mediante un reparto no proporcional de éste. Demandamos una ley electoral que garantice la equidad del voto, independientemente de la opción política y región en la cual se vote.

 Por otro lado, previamente se habían aprobado los siguientes puntos:

  • Sistema electoral auténticamente representativo y proporcional que no discrimine a ninguna fuerza política ni voluntad social .

  • El voto en blanco y el voto nulo deben tener representación en el legislativo.

Estas propuestas generales pueden reconducirse a dos ideas básicas:

1. Mayor proporcionalidad en la representación política de los ciudadanos.

2. Mayor importancia de los votos de castigo al sistema, voto en blanco y nulo.

 Estas dos líneas sin embargo es necesario desarrollarlas en reivindicaciones concretas y factibles y este trabajo ha sido encomendado al Grupo Jurídico-legal.

Así mismo desde debate interno del movimiento (propuestas de asambleas, personas, grupos, etc.) en las últimas semanas han surgido nuevas propuestas relacionadas con el sistema electoral y los cargos políticos, no aprobadas todavía en Asamblea General, y que son:

1. La posibilidad del denominado “voto inmigrante”

2. Las listas. Una cuestión de la que también se ha discutido desde los inicios

3. La duración de los cargos y la prefijación de la legislatura

III. Propuestas concretas para la reforma del Congreso

Hay que entender que cuando se habla de mayor proporcionalidad nos estamos refiriendo al Congreso de los Diputados, la cámara baja, donde la representación es, o al menos debiera ser, únicamente popular.

Este sería el sistema actual:

  1. El principio de representación proporcional. Principio constitucional

  2. La fórmula electoral D’Hondt. No está recogido en la Constitución

  3. Un Congreso compuesto por 350 miembros. La Constitución recoge una horquilla de 300 a 400 escaños.

  4. La fijación de las provincias como circunscripciones o distritos electorales. Recogido en la Constitución esto sería inmodificable mediante la reforma de la ley electoral.

  5. La asignación de un mínimo inicial de dos escaños por distrito (con la excepción de Ceuta y Melilla, a las que corresponde sólo uno), y la distribución de los 248 restantes por tramos prefijados de población. La Constitución recoge una asignación mínima, pero no específica el número.

  6. Una barrera legal del 3 por ciento de los votos válidos emitidos en la circunscripción

  7. La presentación de listas de candidatos por los partidos para ser votados de forma cerrada y bloqueada. Nada dice la Constitución al respecto.

  8. Sufragio activo y pasivo para españoles en pleno ejercicio de sus derechos políticos. Lamentablemente también es un principio recogido en la Constitución.

Y las propuestas concretas serían las siguientes, según se eligiera reformar la ley electoral o la Constitución.

A) Reforma de la LOREG de 1985:

  1. Disminuir la asignación mínima por provincia, favoreciendo así que los diputados se asignen por población, no por territorio. Ligado a la reforma del Senado.

  2. Cambiar la fórmula D’Hont por otra fórmula más proporcional. El sistema D’Hont proporciona resultados mayoritarios en las circunscripciones pequeñas.

  3. Aumento del tamaño del Congreso. Igualmente mejoraría la proporcionalidad y la producción de normas, al contar con más diputados, que eso sí, habría que pagar.

  4. Listas cerradas desbloqueadas. La libre elección de los candidatos se realizaría dentro de la lista de un partido. No se opta por la lista abierta, con circunscripción grande, puesto que esta opción favorecería la corrupción política.

  5. Reparto de escaños a favor del voto en blanco. Los escaños se quedarían vacíos, así este voto tendría un sentido muy claro de deslegitimación de los partidos, pero no del sistema.

  6. Duración limitada en los cargos a dos legislaturas como máximo.

B) Reforma de la Constitución de 1978:

  1. Aumentar el tamaño de la circunscripción. La magnitud de la circunscripción es la variable de mayor influencia en la proporcionalidad del sistema. La opción de ampliación es la propuesta más recurrente.

  2. Eliminar la asignación mínima por provincia. Tratándose de representación de ciudadanos no tendría ningún sentido asignar escaños por territorios, ya que para cumplir esa función se encontraría el Senado, que irremediablemente habría que reformar

  3. Posibilitar el sufragio activo y pasivo a toda persona que resida legalmente. No es justo que toda persona residente en un territorio, de forma regular, no tenga acceso a la condición política de ciudadano con todos sus derechos y deberes.

  4. Convocatoria prefijada de las elecciones al Congreso. Así se evitaría la utilización partidista de la convocatoria

Objetivo de las propuestas:

Estas medidas, tienen el fin de servir de base de posición para el debate y discusión en las asambleas del día 23 y 24 de Julio, tras la llegada de la Marcha de Indignados a la Puerta del Sol.

Tras la misma a éstas se añadirían previsiblemente el del resto de ciudades, con las conclusiones generales del debate, para su posterior consideración interna en el Movimiento 15M Acampada Salamanca.

IV. Documentos adjuntos:

Propuestas Reforma sistema electoral al Congreso

GUÍA BREVE: La reforma del sistema electoral

Informe Consejo de Estado


Anuncios

Un comentario en “Propuestas Reforma Sistema Electoral al Congreso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s